Juan Zaragoza

“El nombramiento del secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto, al cargo de Contralor, es otro golpe a la ya maltrecha institucionalidad del Gobierno. Y después nos preguntamos porque la gente ha perdido la fe en sus gobernantes.”