Aprobado el presupuesto en el Senado

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Ahora falta que la Cámara de Representantes concurra. De lo contrario, pasa a un Comité de Conferencia.

Con el voto de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta noche un presupuesto general para el País de $10,112 millones, que elimina el polémico lenguaje que la Cámara de Representantes incluyó y que obligaba al Ejecutivo a procurar la aprobación de la Asamblea Legislativa a la hora de realizar reasignaciones o reprogramaciones de presupuesto.

La votación ocurrió luego de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, lograron un acuerdo de última hora y que refrendó la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).

Dalmau Santiago no participó del debate de la propuesta, pero llegó al cierre de los trabajos para votar.

Luego del debate, la senadora del Proyecto Dignidad Joanne Rodríguez Veve y el senador independiente José Vargas Vidot se unieron a los senadores y senadoras de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) para respaldar el plan de ingresos y gastos de las 117 agencias que componen el Gobierno.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago Negrón, y la delegación del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), compuesta por la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, votaron en contra.

Con la Junta se puede negociar, como mi hijo negocia conmigo en mi casa”, apuntó Santiago Negrón.

“La colonia no es otra cosa que la minoridad de manera permanente”, agregó.

En su exposición también resaltó las enmiendas aprobadas al inicio del debate y que volvían a delegarle a la Junta de Supervisión Fiscal poderes presupuestarios, por ejemplo, la autorización del uso de la reserva de emergencia. El presupuesto de la Cámara otorgaba esa faculta a la Asamblea Legislativa.

“Esto es una pantomima. Esto no es otra cosa que un menor negociando con el adulto de la casa”, insistió Santiago Negrón.

Ante los cambios que sufrió el documento en su tránsito por la Cámara Alta, ahora compete a la Cámara concurrir con las enmiendas. Pero el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ya anticipó sus reparos a las enmiendas así que la medida se discutirá en un Comité de Conferencia antes de su envío para la firma del Primer Ejecutivo.

Al presentar la resolución de presupuesto a sus pares, el presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza Gómez justificó la decisión de la delegación roja de elaborar un presupuesto justo a la medida de los límites establecidos por la Junta de Supervisión (JSF), que rechazó dos propuestas previas de Pierluisi Urrutia que excedían el límite de los $10,110 millones.

Señaló que la coyuntura histórica requería que la Asamblea Legislativa se insertara en el proceso de elaboración del presupuesto y que dejara de actuar como un “mero espectador” que delegaba esa función a la JSF, como ocurrió en la administración pasada.

En un cambio de tono con el Ejecutivo, Zaragoza Gómez alabó la decisión el Primer Ejecutivo de presentar presupuestos mayores y que retaban las fronteras del Plan Fiscal impuesto por el ente fiscal.

“Reconozco la valentía de presentar de presentar un presupuesto en exceso al límite establecido”, afirmó desde el hemiciclo de la Cámara Alta.

Admitió también las deficiencias del presupuesto elaborado.

“Yo creo que es necesario resaltar la importancia de este momento. Yo creo que el País necesita saber que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico y estamos esperanzados en que el Gobernador se una a esa faena, es capaz de lograr una acuerdo en cuento a su presupuesto que no es perfecto. Peor que eso, está lejos de ser perfecto pero es un paso en la dirección correcta”, indicó Zaragoza Gómez.

“Yo creo que el País lo necesita. Yo creo que también manda una señal fuente a la Junta de Control Fiscal de que el Ejecutivo y estoy seguro de que va a concurrir con nuestros cambios, de que el Ejecutivo y el Legislativo estamos unidos para combatir a la Junta de Control Fiscal. Aquí a quien nosotros no tenemos que combatir al Gobernador de Puerto Rico, a quien tenemos que combatir en términos financieros y económicos es a la Junta de Control Fiscal. Yo creo que ese mensaje sería muy valioso. Lograr que el Senado apruebe las enmiendas, que la Cámara concurra con las enmiendas y que nuestro Gobernador, el Gobernador de Puerto Rico firme ese presupuesto y que se le envíe ese mensaje claro y diáfano a la Junta de Control Fiscal”, agregó.

Category :

Artículo
juanzaragoza, NotiCel, presupuesto, senado