El Senado pasa a votación mañana el proyecto que aumenta salario mínimo a $8.50 la hora

El Senado devolvió esta tarde a asuntos pendientes el Proyecto de la Cámara 338, el cual crea la Ley de Salario Mínimo de Puerto Rico, a los fines de permitir que el salario mínimo estatal prevalezca sobre el federal mientras sea mayor y establece un alza a $8.50 la hora.  

La medida había sido incluida en un segundo calendario en la sesión ordinaria de hoy, con miras a que bajara a votación. Sin embargo, el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Juan Zaragoza, confirmó a la prensa que solicitó que la medida se dejara sobre la mesa.

“Nos avisaron que lo iban a subir (a votación) horita y yo estaba bregando con otras cosas y pedí que lo pusieran para mañana (hoy). Hay ambiente favorable”, aseguró el senador, quien confirmó que la medida cuenta con los votos para ser aprobada en la cámara alta

El proyecto -que contiene varias enmiendas- establece un nuevo salario mínimo estatal base de $8.50 la hora, sujeto a lo establecido en el proyecto. También dispone crear la Junta Evaluadora del Salario Mínimo adscrita al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH); y proveer protección para los trabajadores de empresas locales no cubiertas por la Ley Federal de Normas Razonables del Trabajo de 1938.  

Asimismo, el proyecto de ley declara política pública el adecuar el salario mínimo al costo de vida los trabajadores, amparándose en el principio de que ningún empleado está bajo el nivel de pobreza, que todo trabajador cuente con suficiente ingreso como para cubrir las necesidades básicas, y asegurar el proceso y mejoramiento de los niveles de vida. 

Actualmente, el salario mínimo es de $7.25 la hora y no se ajusta desde el 2009.   

“El salario mínimo estatal deberá ser revisado periódicamente y ajustado al aumento en el costo de vida de los trabajadores. Esta será la métrica objetiva que regirá las determinaciones de la Junta sobre el salario mínimo”, establece la Sección 1.02 de la medida, titulada Declaración de Política Pública.  

Aunque el proyecto establece que el salario mínimo estatal en Puerto Rico prevalecerá mientras sea mayor que el salario mínimo federal, se destaca que, al aplicarse el salario mínimo federal se reconocerá lo dispuesto en la legislación y reglamentación federal referente a como se paga el salario mínimo, lo que son horas de trabajo, y cuáles empleados y ocupaciones están exentas del salario mínimo.  

“La Junta Evaluadora de Salario Mínimo podrá, mediante decreto, establecer un salario mínimo mayor al salario mínimo federal establecido por la Ley Federal de Normas Razonables del Trabajo (Fair Labor Standards Act), aprobada por el Congreso de Estados Unidos de América el 25 de junio de 1938, según enmendada. Sin embargo, nunca podrá establecer uno menor a este”, lee la medida.  

El proyecto menciona que a los 120 días luego de la entrada en vigor de esta ley y hasta que la Junta Evaluadora del Salario Mínimo emita un decreto mandatorio variando el mismo, se aumentará el salario mínimo en Puerto Rico a razón de $8.50 la hora a todos los trabajadores cobijados bajo la Ley Federal de Normas Razonables del Trabajo, incluyendo también a los trabajadores de la industria agrícola que están excluidos del mencionado estatuto, exceptuando aquellos empleados de las agencias gubernamentales, instrumentalidades, municipios, rama judicial y rama legislativa.  

“El referido aumento tampoco aplicará a los llamados administradores, ejecutivos y profesionales, según dichos términos son definidos mediante el Reglamento 13 de la Junta de Salario Mínimo. Respecto aquellos trabajadores sujetos a ingresos por propinas, este aumento aplicará respecto al salario mínimo establecido en la Ley Federal de Normas del Trabajo, disponiéndose que el salario mínimo aquí dispuesto se llegará en combinación al mínimo federal para estos trabajadores y propinas”, añade la medida.  

Este proyecto de ley es de la autoría de los representantes Héctor Ferrer Santiago, Luis Raúl Torres Cruz, Ramón Cruz Burgos, Jesús Manuel Ortiz, Juan Santiago Nieves y Domingo Torres García.