Senado aprueba nueva fórmula local de crédito contributivo por trabajo

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

La medida, que sustituye el proyecto que envió el Gobernador, suscitó debate

El Senado aprobó esta tarde un sustitutivo del proyecto de ley de La Fortaleza que ajusta a la realidad puertorriqueña el crédito contributivo por ingresos devengados por trabajo (EITC, en inglés).

La discusión de la versión senatorial del proyecto de la administración sacó a relucir la pugna de poder entre el Ejecutivo y la Legislatura.

La versión del Senado, que fue trabajada por el senador y exsecretario del Departamento de Hacienda,Juan Zaragoza, establece una nueva fórmula de crédito por trabajo ajustada a la realidad laboral de la Isla e incluye un aumento para los trabajadores sin hijos e hijas. La medida impactaría directamente a más de 516,094 familias en el País.

La pieza legislativa sustituye el lenguaje que impulsó la administración de Pedro Pierluisi, que se basaba en un modelo similar al que se aplica en Estados Unidos.

“Distingo este pago del establecido en el gobierno federal porque es una herramienta que va dirigida a atacar la tasa de participación laboral tan baja que tenemos en el País y va dirigido a atacar la pobreza en nuestros trabajadores y por eso, entiendo que no exagero al decir que este proyecto es uno de los más importantes que ha pasado por el Senado de Puerto Rico”, dijo Zaragoza, quien tuvo el primer turno de la medida.

Explicó que el crédito contributivo funcionará como un reintegro que se va a reflejar en la planilla y los contribuyentes van a recibir un reintegro en efectivo.

“Esto surge de una legislación federal que establece que en la medida en que Puerto Rico ponga $200 millones de los fondos locales, el gobierno federal lo va a parear a $600 para un total de $800 millones”, dijo Zaragoza.

Además, indicó que el proyecto de La Fortaleza “falló en considerar que aquí hay unas particularidades demográficas que no son iguales a los Estados Unidos”.

Entre los cambios más dramáticos mencionó que con la propuesta original los obreros de 27 años o menos no cualificaban, pues en Estados Unidos para cualificar para el crédito por trabajo “hay que tener más de 27 años y en nuestra legislación, los trabajadores de 19 años en adelante pueden cualificar y eso provocó que 85 mil obreros pudieran participar”.

Dijo que el otro cambio significativo es que en Puerto Rico la proporción de empleados que están bajo el salario mínimo federal es mucho mayor que en Estados Unidos. Según Zaragoza, bajo la medida de Fortaleza, un obrero puertorriqueño soltero a tiempo completo con el salario mínimo, que devenga unos $15 mil al año, recibiría un crédito al trabajo de $65.00. “Nosotros redistribuimos la tabla y bajo nuestra propuesta un puertorriqueño que trabaje a tiempo completo y se gane el salario mínimo federal va a estar recibiendo $1,500″, sostuvo.

La senadora novoprogresista Migdalia Padilla pidió en su turno que el proyecto sustitutivo fuera devuelto a la Comisión de Hacienda, pero la moción fue derrotada.

“Nosotros no nos oponemos a las enmiendas de Zaragoza, pero qué se nos presente un sustitutivo cuándo nosotros estamos totalmente de acuerdo. No podemos aceptar que sea un sustitutivo, sino que se aprobaran enmiendas al proyecto radicado por la delegación novoprogresista. Un sustitutivo es cuando la intención legislativa cambia desde la “A” hasta la “Z”, argumentó la legisladora.

“Lo que quiere solucionar este proyecto es completamente similar al de La Fortaleza. Es uno de los 24 proyectos del gobernador Pedro Pierluisi que no han querido atender… Aquí lo que acaba de ocurrir es un carjacking al proyecto de Fortaleza”, reclamó por su parte, el senador novoprogresista, Henry Neumann.

Zaragoza le ripostó: “Nos enviaron de Fortaleza una bicicleta y le estamos devolviendo un vehículo de motor”.

El senador también dijo que durante la preparación del sustitutivo trató de reunirse con el Gobernador, a través de legisladores novoprogresistas, pero no tuvo éxito.

“Aquí leímos casi un proyecto nuevo, así que se justifica el sustitutivo”, expresó el portavoz de la mayoría popular, Javier Aponte Dalmau.

“Esta administración quiere gobernar por decreto, sin pasar por aquí. No hay ninguna intención de que nosotros nos apropiemos de los poquitísimos proyectos que han presentado, esos poquitísimos proyectos no hacen política pública”, dijo Aponte Dalmau.

La senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, dijo, por su parte, que el proyecto de La Fortaleza no se ajustaba a los niveles de la clase trabajadora puertorriqueña.

“El salario mínimo actual no alcanza para vivir, sino para sobrevivir”, sostuvo Rivera Lassén.

“Es un proyecto bien pensado, ejecutable”, indicó la senadora del Proyecto DignidadJoanne Rodríguez Veve.

Mientras, el senadorRafael Bernabe, también del MVC, apoyó el sustitutivo, pero dijo que “este tipo de medida tiene que venir acompañada de medidas de desarrollo económico y de oportunidades de empleo”.

El crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés) es un programa de créditos contributivos reembolsables mediante el pago directo a los trabajadores de ingresos bajos. Con el Plan de Rescate Americano aprobado recientemente por el Congreso federal, los trabajadores puertorriqueños recibirán anualmente alrededor de $800 millones en pagos directos, que se dividen en $200 millones estatales y $600 millones federales. Con este crédito habrá familias que podrían recibir hasta $6,500, dependiendo del número de dependientes.

Finalmente, la mayoría novoprogresista votó a favor de la medida, 27 por 0.

Category :

Artículo
credito por trabajo, juan zaragoza, Nydia Bauza, Primera hora, senado