Senado aprueba por unanimidad el proyecto de retiro digno

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

El Senado aprobó esta tarde en votación unánime y con enmiendas de estilo, el proyecto de la Cámara 120, conocido como Ley para un Retiro Digno, que busca establecer una política pública de cero recortes a las pensiones y crear un fideicomiso para administrar los sistemas de retiro del gobierno central, los maestros y la judicatura.

Al ser enmendada la medida regresa a la Cámara de Representantes, que debe considerar los cambios que le introdujo el Senado, aunque no son modificaciones sustanciales.

Unos veinte pensionados que presenciaron el debate desde las gradas aplaudieron la aprobación del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Juan Zaragoza presentó el informe positivo recomendando la aprobación de pieza legislativa.

“Esta medida es una expresión de política pública amplia que abarca seis puntos esenciales. Propone un diseño de un plan modelo de ajuste de deuda, establece una declaración de política pública clara de cero de las pensiones de nuestra gente a los recortes, establecer un plan de pensiones definidas, crea un fideicomiso con los parámetros legales y estructurales del fideicomiso utilizado para Cofina, establece los mecanismos de financiamiento de ese fideicomiso y establece un derecho propietario de nuestros pensionados de los activos que van a estar depositados en ese fideicomiso”, dijo Zaragoza al resumir el alcance del proyecto de ley.

“La pregunta hoy no sería como defendemos las pensiones, sino como ser cómo aumentamos las pensiones para que cada uno tenga el retiro digno que se merece”, expresó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago durante el debate de la pieza legislativa.

Sostuvo la legisladora que la medida será un ejercicio incompleto si no se atienden los ejercicios administrativos que esta ley enfrentará para ponerse en vigor y el rechazo que enfrentará de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Celebró que la pieza legislativa se aprobara con unanimidad, pero recordó que “aquí hay unos que también votaron a favor de la destrucción del retiro de los maestros y maestras y eso no se le debe olvidar al País”. Agregó que en el momento en que tenían el poder antes de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) , “cogieron el camino de la injusticia”.

“Parece que vivimos en un eterno dejavú”, expresó el senador independiente, José Vargas Vidot. Dijo que el voto unánime debe ser un ejercicio de redención y de dignidad. “Esta es una medida de supervivencia y de guerra, puede ser un salvavidas y un desafío permanente”, agregó.

“Este proyecto envía un mensaje claro y contundente a estas personas que han venido a PR a solucionar un problema de una deuda, de que la Asamblea Legislativa está tajantemente en contra de que esas negociaciones afecten el derecho que tienen los pensionados a recibir su dinero”, dijo el senador novoprogresista”, Henry Neumann.

“Tenemos que estar dispuestos a que cuando llegue el momento a hacer lo que se tenga que hacer porque es injusto que se juegue con el dinero de miles y miles de puertorriqueños”, expresó Neumann.

La senadora Ana Irma Rivera Lassén , del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) dijo que además de demostrarle a la Junta de que puede existir un ente ocal para administrar “nuestras pensiones, envía un mensaje de cero recortes. “En esa Junta no ha habido recortes. Demostremos que nuestro compromiso es con nuestra clase obrera y con nuestros pensionados que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad”, sostuvo.

El también senador del MVC, Rafael Bernabe censuró el que se empezara a negociar la deuda pública sin sin haberla auditado. “Esta medida nos permite empezar a enderezar lo que se ha hecho mal y poder negociar lo que hay que negociar. Es un primer paso”, sostuvo Bernabe.

Category :

Artículo
example, category, and, terms